La 61 entrega del premio Ariel, se llevó a cabo en la Cineteca Nacional entre protestas, una de ellas encabezada por gran parte de las actrices, directoras y productoras que acudieron al evento, quienes portaron una pañoleta roja con una mano encerrada con la frase “Ya es hora”.

Ilse Salas, la ganadora a Mejor Actriz, comentó que el movimiento busca detener los abusos de poder que viven las mujeres dentro de la industria del entretenimiento.

“Ya basta. Ya basta de abusos de poder, de conductas machistas… de todo eso ya estamos hartas como mujeres”

Por su parte, Elena Fortés, productora y fundadora de Ambulante, comentó que son alrededor de 200 mujeres de todas las áreas del entretenimiento en México las que están impulsando la iniciativa “Ya basta”.

“Buscamos espacios libres de violencia y de acoso en las instituciones, en las escuelas, en los set, en las instituciones, en las producciones y festivales de cine. Buscamos paridad laboral y en las narrativas y contenidos, este es nuestro primer acto público e invitamos a más mujeres a que se sumen”

Antes de dar por finalizada la alfombra roja, todas las mujeres que portaban la pañoleta roja, se reunieron frente a los medios de comunicación para pronunciarse en contra del machismo que viven en sus espacios de trabajo.