Una de las más esperadas en la alfombra roja de la entrega 61 de los premios Ariel era Yalitza Aparicio, después de la polémica en la que estuvo envuelta donde supuestamente varias actrices estaban planeando un boicot en su contra. Esto mantuvo a la nominada al Oscar nerviosa frente a los medios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por REVISTA COSAS MÉXICO (@revistacosasmx) el

A su llegada, los reporteros solicitaban unas palabras de la protagonista de ROMA, pero su personal le indicó que sólo posara para las cámaras y no diera entrevistas. Tras la insistencia de los presentes, Yalitza dio un giro para acudir con los medios pero en ese momento un camarógrafo gritó “payasa, hace un año estabas comiendo frijoles”.

En el momento en el que la actriz escuchó esa frase, se borró la sonrisa de su rostro, dio media vuelta y se fue sin hablar con los medios de comunicación, lo que generó rechiflas en su contra.

El llamado “fenómeno Yalitza” detonó millones de mensajes negativos enfocados en su aspecto, su origen y hasta el color de su piel. Esto generó un fuerte debate en redes sociales sobre los estándares de éxito que tiene la sociedad mexicana, donde una persona con el aspecto físico como el de Aparicio sólo “debe” aspirar a ser parte de la clase trabajadora, mientras que los “de un mejor aspecto” tendrán acceso a muchos privilegios, que a su vez, lo llevarán a tener una mejor calidad de vida.

A un año del éxito de la cinta de Alfonso Cuarón, y tras ser elogiada en todo el mundo, Yalitza Aparicio sigue incomodando a muchos pero también inspira a un cambio.