J.K Rowling reapareció en redes sociales para compartir un polémico mensaje que ha decepcionado a sus seguidores. En el texto defendió a una empleada que fue despedida por tuitear “que los hombres no pueden convertirse en mujeres”.

“Viste como quieras. Llámate como quieras. Duerme con cualquier adulto que te consienta. Vive tu mejor vida en paz y seguridad. Pero, ¿forzar a mujeres a abandonar sus trabajos por afirmar que el sexo es real?”, compartió la escritora en su perfil de Twitter.

Tras publicar su postura sobre el caso de la persona que perdió su empleo; los fans de la saga de Harry Potter confirmaron los rumores que señalaban a la escritora de discriminar a las persons transexuales y transgénero. Información que trató de persuadir al comentar que algunos personajes del mundo de Hogwarts pertenecían a la comunidad LGBT.

El caso al que se refiere J.K Rowling es el de Maya Forstater, una mujer de 45 años a quien despidieron del Centro de Desarrollo Global especializados en estudios internacionales sobre pobreza y desigualdad, por tuitear que los hombres no pueden convertirse en mujeres.

Foster demandó a sus empleadores por considerar injusto su despido, argumentando que vulneraron su derecho a la libertad de creencias y expresión.

“Mi creencia al exponer mi testimonio es que el sexo es un hecho biológico y es inmutable. Hay dos sexos Los hombres son hombres. Las mujeres son mujeres. Es imposible cambiar de sexo. Hasta hace muy poco se entendían como hechos básicos de la vida”

Por su parte, Rowling ha sido blanco de críticas por parte de la comunidad LGBT que veían en ella una aliada en la lucha en contra de la discriminación por diversidad sexual e ideológica.