El estómago gruñe, pero faltan varias horas para comer. Podrías comer algo, pero crees que lo mejor es apretar los dientes y esperar hasta el almuerzo. Si tu objetivo es bajar de peso, eso no está bien.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Freedom Health Insurance (@freedomhealthinsurance) el

De hecho, las dietas para adelgazar bien planificadas, permiten comer refrigerios saludables para ayudar a controlar el hambre y reducir los atracones a la hora de comer. La clave es comer algo que satisfaga el hambre y mantenga baja la cantidad total de calorías.

ESCOGE LO SALUDABLE

Elige alimentos que satisfagan el hambre, suministren energía al cuerpo y aporten nutrientes importantes. Opta por lo que tenga 100 calorías o menos para mantenerte dentro del objetivo diario de calorías.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por health and nutrition (@__nutritional_facts) el

Entonces, ¿cuáles son algunas de las opciones más convenientes? A continuación te presentamos varias sugerencias que tienen 100 calorías o menos:

1 taza de rodajas de plátano y frambuesas (o cualquier fruta)
2 tazas de zanahorias pequeñas
2 tazas de palomitas de maíz infladas
5 tostadas delgadas de pan centeno o centeno negro
2 cucharadas de cacahuates
2 rodajas (del tamaño de una pieza de dominó) de queso cheddar con bajo contenido de grasa