Después de que Disney anunciara que Halle Bailey sería la encargada de interpretar a Ariel en la nueva versión live – action de La Sirenita, las redes sociales explotaron en contra de ella y la casa productora debido a que un grupo de personas no aceptan que sea interpretada por una mujer de piel oscura.

Esto provocó que la actriz recibiera miles de mensajes ofensivos todos por el tono de su piel, lo que provocó que varias estrellas de Hollywood respaldaran la decisión de la casa productora e invitaron a las personas que no estaban conformes a que se valorara su calidad actoral y no su físico.

“Demasiado bendecida para estar estresada”, compartió Bailey como respuesta a los comentarios negativos que aseguran que no cumple con el perfil del protagónico de La Sirenita. 

El enojo de los fans de Disney es tan grande que comenzaron a recolectar firmas para sacar a Halle Bailey del proyecto. Pero no está sola, la casa productora se ha mantenido firme ante las críticas y cree que es un buen momento para romper los estereotipos de belleza que datan del siglo pasado.