La socialité y empresaria Kim Kardashian siempre luce perfecta en las fotografías y eventos en los que aparece, es por eso que nadie ha notado que ella misma se está provocando muchos males en la piel debido a sus hábitos.

En el año 2016, la esposa de Kanye West, reveló estar a favor de dormir maquillada, sin embargo fue hace apenas unos días que aseguró que lo hace regularmente, ya que le gusta que su maquillaje le dure dos días.


“Oh, todo el tiempo. Incluso si no puedo tener glamour al día siguiente, me duermo perfectamente (quieta) y tal vez me retocó la piel. Pero trato de salvarlo por dos días”, aseguró cuando un reportero le cuestionó si dormía con maquillaje.


Aunque parezca una idea genial, la realidad es que Kim se está provocando un daño irreparable en la piel: Tapa los poros, promoviendo la aparición de barros, espinillas, puntos negros, machas y acné, inflamación de la piel, infecciones por acumulación de bacterias, deshidratación del cutis; arrugas prematuras y envejecimiento acelerado.