En octubre del 2018 se anunció que los duques de Sussex habían encontrado a la niñera perfecta para su hijo, Archie Harrison, quien nació el 6 de mayo pasado. Pero los protocolos reales llevaron a esta persona a declinar la oferta laboral, aunque no se han dado a conocer a detalle los requisitos que debe cumplir la persona que desee ocupar el cargo, se dice que son bastante duros y es por eso que muchos optaron por rechazar el trabajo.

Medios como The Daily Mail aseguraron que la pareja real seguiría los pasos de la familia Clooney, y contratarían a connie Simpson, conocida en Estados Unidos como “la niñera de Hollywood”, quien ha trabajado con Justin Timberlake, Jessica Alba o Matt Damon, pero todo indica que solo fue un rumor.

Ahora se ha dado a conocer que Meghan ha recurrido a los servicios de una empresa privada para realizar el proceso de selección de la niñera. Esto va en contra del protocolo real, motivo por el que la reina Isabel está molesta con la duquesa.

La tradición indica que la cuidadora real debe ser mujer y británica, requisitos que Meghan dejó a un lado en los requisitos que entregó a la agencia. Incluso, no se descarta que se contrate a una persona de nacionalidad estadounidense, esto para que Archie esté más cerca de las raíces de su madre.

Un detalle que puntualizó la duquesa de Sussex,  es que tenga discreción absoluta y no se deje deslumbra por la fama. Además de tener disponibilidad a toda hora para viajar al extranjero.