En México cada tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre con el fin de rendir tributo a la figura paterna de la casa y poder demostrarles lo importantes que son en la vida de todos.

En esta ocasión hacemos un recuento de los miembros de la realeza que se han convertido en padres y que esperamos que con el pasar de los años fomenten en sus hijos el fiel compromiso de responsabilidad y lealtad; así como el amor hacia los miembros de su reino, sus descendientes y continuar con su legado en el mundo.

PRÍNCIPE WILLIAM, Duque de Cambridge

A él se le conoce como un hombre tranquilo, respetuoso y responsable; pero sobre todo cariñoso y muy unido a sus seres queridos, y de forma muy especial hacia sus tres preciosos hijos.

Con su primogénito George, de cinco años, el príncipe debutó como padre y pudo vivir qué se siente velar y cuidar de alguien que depende de uno. Tiempo después, la familia se volvió más grande al llegar al mundo la hermosa Charlotte, quien hasta ahora es la única niña del matrimonio de los Duques de Cambridge. Pero poco más tarde volvieron a experimentar lo bello que implica ser padres y le dieron la bienvenida a su último retoño, Louis.

REY FELIPE VI, Monarca de España

El Rey Felipe es considerado como un padre amoroso y responsable con sus dos hijas, las cuales son la princesa Leonor y Sofía, de 14 y 12 años respectivamente. Su dedicación y entrega para con su familia se debe a la educación que recibió por parte de su madre, la reina Sofía, quien con su estilo discreto le inculcó a su único descendiente las herramientas necesarias para que se convirtiera en un soberano apegado a los principios.

PRÍNCIPE FEDERICO de Dinamarca

Este príncipe sí que vive una vida dinámica y no nos estamos refiriendo a su anterior vida de Racing, cuando era un aficionado por conducir los autos y las motocicletas a alta velocidad. En este caso hablamos del rotundo cambio que tuvo su vida al convertirse en padre. Actualmente en su casa lo esperan cada día cuatro hijos que han llegado para alegrarle su existencia.

CARLOS FELIPE de Suecia

Al príncipe Carlos Felipe se le vislumbra como una persona feliz, ya que es un hombre muy afortunado por sus bebés. La paternidad llegó a su vida con el nacimiento de sus dos hijos, por lo que con ellos aprendió el verdadero significado de la paternidad. Primero experimentó qué es ser padre de la mano de su primogénito Alexander de tan solo dos años de edad y luego, con el más pequeño de la casa real, Gabriel.

REY GUILLERMO ALEJANDRO de los Países Bajos

Sus tres hermosas hijas le han dado al rey Guillermo Alejandro el privilegio de explorar el maravilloso mundo de la paternidad. La primera que llegó a su vida fue la princesa Catalina Amalia, quien seguirá sus pasos al trono y posteriormente sus dos hermanas menores: las princesas Alejandra y Ariadna, quienes le servirán de colaboradoras en los asuntos de la monarquía cuando su hermana mayor herede el trono.

ENRIQUE, Duque de Sussex

No podemos dejar fuera de esta lista al Príncipe Harry. A pesar de que decidió junto a su esposa Megan de Sussex dejar la realeza inglesa, sigue llevando esa distinción. En marzo del año pasado se convirtió en padre de un hermoso varón, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, con el que conoció el amor paternal y se ha mostrado muy cariñoso. Desde que se le vio con la que en un futuro sería su esposa dejó la vida desenfrenada y ahora es un padre muy recto y honorable.